Fotoluminiscencia de larga duración en el infrarrojo cercano

Investigadores de la Universidad de Georgia (EEUU) han creado un nuevo un material que, tras exponerse al Sol durante un minuto, es capaz de irradiar luz en el infrarrojo cercano durante más de dos semanas.

Este material puede revolucionar el campo de los diagnósticos médicos. Por ejemplo, en nanopartículas que, adheridas a las células cancerígenas, permitirían la visualización de una pequeña metástasis que, de otra forma, pasaría inadvertida. Además, puede ofrecer a las fuerzas militares una fuente de iluminación «secreta», ya que solo puede verse por medio de dispositivos especializados de visión nocturna. El estudio aparece recogido en la revista especializada Nature Materials.

Lo novedoso de este material es que combina zinc y germanato, un complejo compuesto óxido, lo que crea un «laberinto de trampas» que almacena la energía durante mucho más tiempo y permite que se libere, es decir, que emita luz, durante más de dos semanas.

La sustancia fosforescente no necesita ser expuesta directamente a la luz, sino que se puede cargar en medio de sombras, debajo del agua o incluso en una solución corrosiva de cloro.

Via | University of Georgia

Esta entrada fue publicada en MATERIALES, NOTICIAS y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.